AGRICULTURA Y GANADERIA DE SEGOVIA

Pocos podían imaginar, hace 38 años, que la agricultura y ganadería de Segovia, iban a experimentar la transformación que las ha llevado a la situación actual. Pocos podían pensar en aquel entonces que una cerda podría sacar adelante tantos lechones como se consiguen hoy en las granjas, que un ganadero iba a beber leche comprada en el supermercado, o que teniendo un corral en casa le resultaría más barato tener que adquirir una docena de huevos en la tienda.

Mucho ha cambiado el campo desde que hace 38 años se pusiera en marcha la Lonja Agropecuaria de Segovia. Hoy, los avances han permitido que esta provincia se haya convertido en la primera en la producción de algunos alimentos, tanto agrícolas como ganaderos y que los precios que se marcan cada semana sirvan de referencia para los mercados nacionales.

Las transformaciones de las que han sido las principales actividades económicas de Segovia, durante siglos han cambiado mucho en los ultimos 33 años, pero el proceso no se ha detenido y continúa la evolución. En todo caso, más de un cuarto de siglo es una buena edad para mirar atrás y hacer un pequeño análisis de lo que ha acontecido y donde unos sectores se han transformado en mayor medida que otros, una transformación en la que aún estamos inmersos y que se continuará produciendo a partir de ahora debido a la progresiva aplicación de la reforma de la política agraria común (PAC), que agudiza esta revolución con menos agricultores pero más productivos, más especializados y algunos dedicados a productos muy específicos.

Aunque la Lonja de Segovia alcanza los 33 años de funcionamiento, existen algunos antecedentes comerciales, a veces con cierta controversia. Así Enrique IV, concedió a la ciudad en 1448 el mercado franco del jueves una cita semanal que desde el tiempo inmemorial venía celebrándose en la plaza de San Miguel y que era tanto de alimentos como de ganados. Parece ser que entre los vecinos del recinto amurallado y los de los arrabales se suscitaron algunas diferencias y disputas acerca de los lugares de venta de las mercancías que a dicho mercado llegaban teniendo que intervenir Enrique ya rey para dirimir tales contiendas por medio de carta aclaratoria, como se puede observar este hecho se repetió en el año 2002, cuando se abrió una nueva controversia y hubo que levantar el mercado de la plaza de los huertos, por unas obras de pavimentación, lo que trasladó a San Millán primero y a la plaza mayor después.

De este modo, con fecha 1 de marzo de 1473, Enrique IV mandó expedir nuevo privilegio a la ciudad de Segovia en el que hacía constar que, atendiendo al lugar en el que la ciudad se hallaba situado tierras estériles en pan vino, frutas, aceites y otros mantenimientos necesarios que se traían precisamente al mercado del jueves teniendo en cuenta los buenos y leales servicios que la ciudad hizo siempre y esperaba que le siguiera haciendo.

La extraordinaria importancia del mercado de los jueves en la vida de Segovia fue pues decisiva, tanto por su función abastecedora, como por el carácter regulador de los precios, ya que todos los viernes, en la sesión del ayuntamiento comparecían los fieles del concejo para dar cuenta a la corporación del precio fijado a las mercaderías el día antes que no se modificaban hasta el siguiente jueves cuando se justificaba su necesidad.

La controversia sobre la ubicación del mercado de puestos ambulantes continúa latente. El conflicto vecinal volvió a resurgir el año pasado en el que se iniciaron las obras en la plaza de los Huertos y que obligó al traslado a la plaza mayor. Respecto al mercado de ganados propiamente dicho, la ausencia de animales ha evitado nuevos problemas. De hecho, la función de la Lonja Agropecuaria cobra sentido precisamente por esta ausencia de presencia fÍsica de ganados.

No Replies to "AGRICULTURA Y GANADERIA DE SEGOVIA"


    Got something to say?

    Some html is OK