Copese se hace cargo del CIC y lo reabrirá en la próxima primavera

La empresa segoviana Copese se hará cargo del Centro Integral Cárnico (CIC), ubicado en la localidad de Villacastín, y que representa uno de los mayores complejos agroindustriales de la provincia, cuya puesta en marcha se persigue desde hace quince años.

El Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha autorizado la compra por parte de la firma segoviana, con experiencia y capacidad de gestión, como demuestra su trayectoria, lo cual ha aportado al magistrado las garantías suficientes sobre la viabilidad para el complejo industrial.

Una vez establecido el modo de pago de la cantidad fijada por el Juzgado, y tras varios años en concurso de acreedores, el CIC podrá ponerse en marcha. Los nuevos dueños confían en hacerlo en la primavera de 2019. De acuerdo con las perspectivas iniciales, este complejo daría empleo a más de cien personas de forma directa, y hasta 400 indirectamente.

Parte de la inversión a realizar ahora deberá destinarse a la reparación de los desperfectos producidos durante el tiempo que ha permanecido sin actividad. Las instalaciones se encuentran en una parcela de 80.000 metros cuadrados, de los cuales la parte construida ocupa 17.700 m2 de salas de despiece, cámaras y túneles de congelación. Su capacidad operativa sería de 400 reses de vacuno y 300 cerdos por día. Cuenta con depuradora de aguas residuales y pozo para suministro de agua..

Copese (Comercial Pecuaria Segoviana) lleva tiempo tras este objetivo. De hecho, la empresa, con sede en Coca ya participó cuando se ideó en el año 2003. El proyecto lo encabezó la cooperativa Avigase. Logró ilusionar a otras empresas, entre ellas Copese; pero también Garese, Gireporc, Nutriganse, David Postigo e Hijos, Bernabé e Hijos, Mesenor, a Caja Segovia y a Caja Rural. Contó igualmente con la que era entonces líder en producción ganadera porcina de España—Proinserga— y a la que el gerente de Avigase, Florentino Ruiz, consideraba imprescindible en este proyecto. Pero un año después Proinserga dejó abandonados a sus socios en pleno desarrollo del plan, para embarcarse en la compra de otros mataderos —los de Primayor— y con los que acabó arruinándose para entrar en un concurso que a día de hoy sigue con flecos sueltos.

El CIC logró salir adelante, para lo que precisó de unas inversiones de 21 millones de euros. A duras penas comenzó su actividad en 2008. Pero no tuvo el respaldo financiero ni ganadero suficientes y acumuló una deuda de casi 60 millones de euros. Buscó apoyos con la entrada de nuevos socios —ajenos a Segovia— que contribuyeron a engordar los números rojos. Así llegó el concurso de acreedores en 2012, y en 2014 hubo un convenio con quita del 50%, que no pudo cumplirse. La liquidación definitiva se firmó en 2016.

Copese mantiene su apuesta por este proyecto que intentaba que la producción ganadera de Segovia —que en su mayoría sale viva para ser procesada en mataderos de otras provincias— genere ese valor añadido aquí. Copese encabeza ahora la actividad ganadera segoviana. Fue distinguido el año pasado con el premio Cecale de Oro. Desarrolla todo el ciclo productivo porcino: desde la fabricación de piensos hasta la comercialización de sus productos bajo la marca Embutidos Eresma. Abarca la integración con otros ganaderos, el sacrificio y el procesado en su matadero de Coca, que es el mayor de la provincia. Facturó en 2016 casi 50 millones y en los próximos meses abrirá una nueva fábrica de piensos.

Los porcicultores de la provincia crean una asociación que se integrará en Feporcyl
Varios ganaderos de porcino de la provincia han puesto en marcha la creación de una asociación de productores, siguiendo así la tendencia llevada a cabo en otras zonas como Valladolid, Soria o Burgos. De hecho, la sede de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (Cecale) acogió este jueves la presentación oficial de la Federación de Asociaciones de Productores de Ganado Porcino de Castilla y León (Feporcyl), que nace con el objetivo de representar de forma coordinada al sector ante las administraciones locales, regional y nacional.

La Junta Directiva de Feporcyl está formada por el presidente de la Asociación Provincial de Productores de Ganado Porcino de Soria (APORSO), Miguel Ángel Ortiz Latorre, que asumirá la Presidencia de la Federación, mientras que Alberto Pascual Muñoz, presidente de la Asociación de Ávila (ABUGAPOR) será el vicepresidente; Juan Ramos Sastre Martínez, presidente de la Asociación de Burgos, el tesorero. y Mª Jesús Hernández Casado, vicepresidenta de la Asociación Vallisoletana (AVAPORC), la secretaria. En el caso de Segovia, uno de los promotores es Miguel Ángel Antona, que trabaja en la tramitación de la nueva asociación.

La federación regional FEPORCYL tiene por delante grandes retos, según explica su presidente, pues es uno de los motores fundamentales del sector agrario de Castilla y León, tanto por su importancia económica, con 900 millones de euros de facturación anual, como por su aportación al empleo estable, con 15.000 puestos de trabajo directos, la mayoría en el medio rural, en una Comunidad con graves problemas de despoblación. Ortiz también resalta que en Castilla y León hay alrededor de 4.756 explotaciones de cerdos, y más de cuatro millones de animales, produciéndose un incremento en el censo desde el año 2016 del 2,9%, y del 22% desde 2013. Además, la Comunidad ha pasado de vender a mercados exteriores de 85.855 toneladas en 2013, a las 143.757 con las que se cerró el 2017, lo que se traduce, en valor económico, de 223,5 millones de euros a 356,5 millones en sólo cinco años.

“Los ganaderos de porcino también somos empresarios”, asegura Miguel Ángel Ortiz”

El porcino es un sector en crecimiento, que ha sabido ser competitivo en un entorno hostil con continuas adaptaciones a normativas europeas que están suponiendo importantes inversiones; y que aun así ha seguido apostando por la calidad, la innovación, el cuidado del medioambiente, y la profesionalización del sector.

La Federación mantiene su preocupación ante la imagen negativa que se atribuye al sector por quienes, según su presidente, no quieren este modelo productivo y están promoviendo su desprestigio, impidiendo no sólo el desarrollo del sector, sino también del medio rural y, por lo tanto, de la región.

Carlos González.Presidente de la Lonja de Segovia

No Replies to "Copese se hace cargo del CIC y lo reabrirá en la próxima primavera"


    Got something to say?

    Some html is OK