OBJETIVOS DE LA LONJA DE SEGOVIA

En esta tesitura de necesidad, a finales del verano de 1978, a iniciativa de organismos como Delegación de Agricultura, Diputación Provincial y Cámara Agraria se interesaron por la creación de una Lonja de Segovia.

Apoyados por el empeño creativo del entonces delegado de Agricultura, D. José Antonio Garrido Pérez, y por D. Nicéforo González, se realizó un viaje a las primeras Lonjas que funcionaban en España: a la de Zaragoza y Cataluña, acompañados por una Comisión de compradores y vendedores para comprobar “in situ” el funcionamiento de las Mesas de Precios.

El l de octubre de 1978 decia D. Alberto Muñoz Gordo, un vocal y gran colaborador de esta Lonja, hoy ya fallecido, en la revista “Información Agropecuaria”, “la creación de la Lonja ha encontrado un eco muy favorable tanto en el sector comprador como en el vendedor, que, en definitiva, serán de ahora en adelante los verdaderos protagonistas y los responsables de su futuro. Si todos los interesados aportamos nuestro granito de arena es de pronosticar el éxito”.

Después de varias reuniones, y una vez aprobados los Estatutos, la Lonja inició su andadura con unos fines claros: como misión prioritaria determinar las diversas cotizaciones medias o precios más representativos, resultantes de las diversas operaciones realizadas en el mercado sin presencia fisica de ganado.

La periodicidad de las Juntas de Precios es semanal y se decidió celebrarlas todos los jueves del año, como normalmente se venía celebrando el tradicional mercado en Segovia, con gran asistencia de agricultores y ganaderos procedentes de los distintos pueblos de la provincia y limítrofes, que sirve de encuentro para realizar las transacciones comerciales.

El lugar que se elige son los salones de la Caja de Ahorros próxima al Azoguejo, lugar de encuentro entre compradores y vendedores.

No Replies to "OBJETIVOS DE LA LONJA DE SEGOVIA"


    Got something to say?

    Some html is OK